ARCOS DE DESINFECCIÓN PERMANENTE DE LA PREFECTURA DE CHIMBORAZO FUERON DESTRUIDOS

Dos de los ocho arcos de fumigación permanente ubicados en los ingresos y puntos clave de la provincia fueron destruidos por desconocidos, poniendo en riesgo la salud de los chimboracenses, puesto que el hecho conlleva a la suspensión temporal del servicio de desinfección de vehículos que provienen de provincias vecinas.

El arco de desinfección instalado en el cantón Cumandá, ingreso a Chimborazo desde la provincia del Guayas, se vio afectado con el corte de los cables de los sensores y el robo de los aspersores.

Al conocerse el suceso, el prefecto de Chimborazo, Juan Pablo Cruz, dispuso la movilización del personal técnico hasta el sector para reparar el arco, consiguiendo su inmediata habilitación, al ser este uno de los puntos prioritarios de desinfección.

En el caso del punto de desinfección ubicado en el cantón Colta, el daño fue mayor, registrando prácticamente la destrucción total de este sistema de fumigación. Se desconoce la causa del hecho dado que en aquel momento no existía personal policial y militar en el sector. 

Al igual que en Cumandá, el personal técnico de la Prefectura reparará el arco en el sitio, sin embrago no se paralizará el servicio, ya que una de las cuadrillas de fumigación de la institución realizará esta labor en el sitio hasta solventar el problema.

Alex Guilcapi, feje de Gestión de Riesgos de la Prefectura de Chimborazo hace un llamado a la ciudadanía para cuidar los arcos de desinfección de toda la provincia, ya que el servicio que prestan es de vital importancia para controlar la propagación del Covid-19 ´Coronavirus´.

Recordó que el daño no se le hace a la institución sino a todos los chimboracenses, principalmente a quienes arriesgan su vida a diario en la primera línea de emergencia y en el transporte de productos entre provincias.

Redacción: Patricio Castillo