Prefectura de Chimborazo reconoció valores que en la administración anterior no fueron atendidos

Trabajadores del Gobierno Provincial de Chimborazo, que pertenecen a uno de los sindicatos de obreros y trabajadores, han expresado su desacuerdo acusando incumplimiento en sus petitorios; entre ellos solicitan se cancele una deuda retroactiva de más de 500.000 dólares.

Actualmente existen dos sindicatos en la institución, uno que fue creado hace casi 20 años; cuyos miembros sindicalistas firmaron un contrato colectivo donde se estableció el pago de haberes, es aquí donde nace la disyuntiva con el nuevo sindicato creado hace unos meses, cuyos miembros pretenden gozar de los mismos beneficios que dicta el contrato colectivo firmado en 2002, cuando aún esta segunda organización no existía.

Jesús Castro, director de Talento Humano de la Prefectura de Chimborazo, mencionó que las declaraciones de ciertos trabajadores están fuera de contexto ya que no todos los puntos solicitados son viables “nosotros como institución hemos actuado bajo la legalidad, sin atentar contra los derechos de nuestros trabajadores, mucho menos desconociendo lo que la ley establece, en un pliego de peticiones solicitan el pago de casi medio millón de dólares, algo que está totalmente fuera de lugar y carece de toda legalidad y lógica”, dijo.

También mencionó que, a pesar de que la constitución y el código de trabajo amparan a todos los trabajadores en la existencia de un contrato colectivo, es el mismo contrato que en su artículo 5, excluye a los nuevos trabajadores de cualquier beneficio sindical, dejando en nulidad el pago retroactivo que solicitan en dicho pliego “es importante puntualizar que durante 10 años en la administración anterior, dichos valores jamás fueron reconocidos a los trabajadores, es en la administración del Dr. Juan Pablo Cruz, que se ha desembolsado el dinero para saldar esta deuda como la ley lo establece” finalizó.

Por otra parte, se especuló sobre un despido intempestivo hacia el señor Cristian Quishpe, soldador, quien fue cesado de sus funciones por factores como: exceso de personal en su cargo, desempeño poco acorde a las metas establecidas y bajo puntaje en la evaluación de desempeño interna de la unidad de Talleres del Gobierno Provincial, siendo notificado mediante instrumentos que la ley establece.