Nuevos líderes y lideresas se graduaron en Chimborazo

Este lunes 30 de agosto de 2021, se incorporaron 139 estudiantes de las “Escuelas de Desarrollo Rural Integral de Inclusión, Interculturalidad y Género – ESDRIIG”, impulsado por la Coordinación de Inclusión, Interculturalidad y Género de la Prefectura de Chimborazo, quienes ahora son líderes y lideresas de 7 cantones de la provincia. 

Las escuelas tienen como objetivo la formación y educación a la sociedad, mediante módulos de capacitación. Hombres y mujeres de los cantones: Guano, Penipe, Alausí, Chunchi, Colta, Guamote y Riobamba; se capacitaron durante 7 meses con talleres teóricos y prácticos, para ser replicados en sus territorios.

“Gracias por el esfuerzo y la dedicación que han realizado nuestros flamantes graduados, hoy, cuentan con conocimientos nuevos, tienen conciencia productiva, legislación actual (vigente), ordinaria, justicia indígena y constitucional (…) reconocemos sus horas de entrega para esta formación en el campo y la teoría”, indicó Juan Pablo Cruz, Prefecto de Chimborazo. 

Durante el desarrollo de los módulos se aplicó la metodología andragógica (educación para adultos), en temas:

Sociales – intercultural: Derechos humanos, colectivos, mujeres y género, liderazgo, justicia indígena, Chimborazo Plan Global Desnutrición Cero, asambleas comunitarias y planes de vida andino, participación ciudadana, vida libre de violencia, las comunidades y sus gobiernos comunitarios, nutrición familiar (preparación de alimentos), cosmovisión andina (Raymis). 

Productivo de Reactivación Económica: Producción agropecuario (promotores voluntarios), emprendimientos (procesamiento de balanceados, artesanías, panaderías, comercio Justo), entre otros.

Por su parte, Martha Chucho, Coordinadora de Inclusión, Interculturalidad y Género, manifestó que, el proyecto busca que hombres y mujeres aprendan sobre temas de relevancia y puedan contribuir en cada uno de sus territorios. 

“Atrás de cada uno de ustedes vienen nuevas generaciones, es importante socializar sobre temas de violencia de género, interculturalidad, desnutrición, justicia indígena, derechos colectivos, pueblos y nacionalidades; productividad y de mejoramiento económico” dijo Chucho.

Isidora Simbaña, beneficiaria, agradeció por la formación recibida y el apoyo permanente con los huertos familiares, “esto es un impulso para nuestras familias; nos permite tener una buena alimentación para disminuir los índices de desnutrición. Además, nos motiva a seguir trabajando, porque antes no teníamos la oportunidad de participar, ser parte de las sillas vacías y hasta poder cumplir el cargo de presidentas de las comunidades; hoy estamos seguras de que seguiremos en este camino, siendo líderes en nuestras comunidades”, finalizó.

En las próximas semanas se abrirán nuevos módulos en otra etapa, en la que participarán representantes de los cantones Pallatanga, Cumandá y Chambo.