Prefectura de Chimborazo entregó alpacas para fortalecer el turismo comunitario y conservación de páramos

En el marco del proyecto “Gestión de Páramos y Bosques Nativos”, que impulsa el Gobierno Provincial de Chimborazo, a través de la Dirección de Gestión Ambiental, se entregaron 40 alpacas (36 hembras y 4 machos), en las parroquias de Guano y Riobamba.

El acto de entrega se realizó en la Junta Regional de Agua de Consumo de Santa Fe de Galán, con presencia de Juan Pablo Cruz, Prefecto de Chimborazo; Myriam Satán, Directora de Gestión Ambiental y los moradores de esta zona; se benefician 1.500 familias de las parroquias San José de Chazo, Ilapo y Santa Fe de Galán del cantón Guano.

“El proyecto pretende dotar de incentivos ambientales, para la conservación de páramos y bosques nativos, permitiendo el mantenimiento de la flora y fauna; reducción de la frontera agrícola, la preservación de las fuentes de agua, impulsando el turismo sustentable en las comunidades”, señaló Juan Pablo Cruz, Prefecto de Chimborazo.

Por su parte, Myrian Satán, Directora de Gestión Ambiental, informó sobre el proceso que se va consolidando en cada territorio, “Hasta el momento, en las parroquias del cantón Guano entregamos 14 alpacas hembras y 1 macho (…) con este proyecto tenemos previsto proteger 250 hectáreas de paramos en la zona alta de este territorio. Además, se realizó una entrega en la  comunidad Guaslán Grande de la parroquia San Luis en Riobamba, en donde se está trabajando en 15 hectáreas de bosque protegido y en la comunidad Rumicruz de Calpi se ha recuperado 20 hectáreas de páramo”, puntualizó.

Para esta dotación, se realizó un proceso de capacitación sobre el cuidado y protección de páramos, crianza y el cuidado de  los animales, los beneficiarios pasaron por todas estas etapas para poder recibir las alpacas.

“Es importantes para los habitantes de estas comunidades (…) es un proyecto que se ha estado trabajando por dos años al fin se hizo realidad, con esto podemos fomentar el turismo en las comunidades y mejorar la calidad de vida de los chimboracenses”, finalizó Noemí León, beneficiaria de la comunidad Guaslán Grande.