PREFECTURA DE CHIMBORAZO INSTALARÁ ARCOS DE FUMIGACIÓN PERMANENTE EN LA PROVINCIA

Mediante un enlace radial el prefecto Juan Pablo Cruz dio a conocer a la ciudadanía que en esta semana se instalará el primer arco de fumigación permanente en Cumandá, y posteriormente en los otros 6 puntos de ingreso a nuestra provincia.

Esta es una de las acciones de respuesta que se ejecutan desde la Prefectura de Chimborazo para enfrentar la emergencia sanitaria que vivimos a nivel mundial por el Covid-19 ´Coronavirus´.

Son tres ejes fundamentales que se ejecutan como parte del plan de contingencia, que fue elaborado, analizado y aprobado con anterioridad, lo que permitió que se tomen acciones inmediatas al iniciar la emergencia.

La ejecución de la planificación inició hace más de dos semanas con la fumigación y desinfección de espacios públicos, de concurrencia masiva, y vehículos de emergencia y aquellos que ingresan y salen de nuestros límites provinciales.

Para el efecto se establecieron puntos de control y fumigación en las 7 vías de ingreso a nuestra provincia; y a diario se articula con las autoridades secciones, presidentes y líderes barriales y comunitarios para la desinfección de unidades educativas, mercados, parques, albergues, dispensarios, centros de salud, hospitales y demás espacios públicos y privados.

Hasta la fecha se registra el 100% de cobertura en el sector rural de Riobamba, el 100 % en los 10 cantones y el 78% en las comunidades chimboracenses. Se encuentran en proceso de fumigación los barrios periféricos riobambeños.

La segunda acción contempla la entrega de mascarillas, gel y alcohol antiséptico en las 45 juntas parroquiales y más de 1.200 comunidades de los 10 cantones de nuestro territorio, de acuerdo a un cronograma establecido.

Esto permitirá que aquellas personas que obligatoriamente deben salir de sus hogares para proveerse de alimentación para sus familias cumplan con las medidas de prevención, evitando la propagación del virus.

La tercera fase corresponde a la entrega de raciones alimenticias, que contienen productos no perecibles y nutritivos para que los adultos mayores y personas con discapacidad se queden en casa y no expongan su salud.

En su tercera etapa, esta campaña llega a las parroquias y comunidades más necesitadas y alejadas de los centros de abasto, basados en un catastro de los sectores más vulnerables que maneja el Patronato de la Prefectura de Chimborazo.

Redacción: Patricio Castillo