PREFECTURA DE CHIMBORAZO CUIDA LA SALUD DE LA CIUDADANÍA EN EL RETORNO A SUS ACTIVIDADES

Lavamanos, cabinas desinfectantes, triaje y señalización de distanciamiento son parte de las medidas adoptadas en el “Plan de Retorno Progresivo al Trabajo” de la Prefectura de Chimborazo.

El protocolo inicia desde el exterior de las instalaciones, en donde las personas que van a ingresar deben hacer fila respetando el distanciamiento de dos metros indicado en la señalética.

Cuando llega su turno deben hacer uso del lavamanos instalado junto a la puerta principal. Posteriormente funcionarios y ciudadanía en general son sometidos a un control de temperatura corporal por los profesionales de salud de la Institución. Si no existe ninguna novedad podrán acceder a la cabina de desinfección por ozono e ingresar al edificio.

Durante la jornada laboral es obligatorio usar mascarilla, como principal medida de prevención, que será complementada con la aplicación constante de alcohol o gel antibacterial en las manos y la toma de temperatura al medio día y al finalizar el horario laboral.

Los visitantes y usuarios serán atendidos en una ventanilla exclusiva, en el caso de trámites estrictamente necesarios. Ellos al igual que el personal institucional están obligados a cumplir el protocolo de bioseguridad.

De esta manera la Prefectura de Chimborazo continúa cuidándonos, con la aplicación de protocolos para evitar la propagación del Covid-19 en nuestra provincia durante el semáforo amarillo.

Redacción Patricio Castillo