Trabajos de asfaltado en barrios El Batán y Chibunga avanzan en su fase final

La Prefectura de Chimborazo, avanza con los trabajos de doble tratamiento asfáltico en una segunda fase, que comprende 2.5 km (13 calles) en los barrios “San José del Batán” y “San José de Chibunga”, pertenecientes al cantón Riobamba, beneficiando a cerca de 3.500 habitantes. Los trabajos se cumplen con maquinaria propia de la institución. 

“Se trabaja de manera planificada en proyectos que mejoren el futuro de  la gente (…) la institución cuenta con maquinaria propia con tecnología mejorada, capacita al personal, además,  maneja de manera adecuada los recursos (…) la gente de estos barrios ahora viven una nueva realidad que han tenido que esperar por varias décadas”, indicó Luis Falconí, Coordinador General de la Prefectura.

Por su parte, César Vinueza, técnico de Obras Públicas, detalló los trabajos que se realizan durante esta segunda fase, entre ellos, la colocación del micropavimento, es decir, la última capa de este tratamiento de asfalto en frío; posterior, se realizaran trabajos de señalización horizontal y vertical. “Esta metodología de trabajo permite disminuir costos, es decir, con el mismo presupuesto de antes, ahora podemos hacer hasta tres veces más”, dijo. 

Según moradores de los barrios, son más de 40 años que han realizado pedidos a las autoridades para que estas vías puedan ser intervenidas con trabajos de asfaltado. Estefanía Tene, moradora del barrio “San José de Chibunga”, reconoció que hoy se cristaliza un sueño. 

“Es una alegría saber que hoy se cumple con este trabajo, son 43 años que he vivido en medio de la tierra, polvo y lodo (…) gracias señor prefecto por cumplir con nosotros”, expresó Tene.

Para Edison Acán, representante del barrio El Batán, aseguró que desde el inicio de la administración de Juan Pablo Cruz, se ha podido coordinar actividades para su barrio. “Desde hace más de un año tuvimos una esperanza de poder contar con vías asfaltadas, nuestros apoyo y compromiso como barrio fue ejecutar trabajos complementarios, lo cual hemos realizado. (…) pasó años en los que ningún prefecto nos ha dado oídos, esto en invierno era un lodazal, no se podían sacar los productos y en verano vivíamos comiendo polvos, la gente se enfermaba de la garganta, pero eso ha cambiado”, afirmó. 

Desde la Prefectura se trabaja de manera planificada con nuevos proyectos y se lo cumple identificado las zonas a nivel de toda la provincia, que de acuerdo a sus competencias, puedan iniciar la intervención correspondiente.